Spotify llegó a Estados Unidos


Esta noticia ha estado en todas las páginas de internet americanas. La invasión sueca llegó a Estados Unidos y los tiene totalmente felices.

¿Pero qué es esto y cuál es su importancia? Spotify es una biblioteca de cerca de 15 millones de canciones gratis (o casi) a las cuales se puede acceder. Ya no se tiene que guardar canciones en mp3, en CD o algún otro medio. Ahora se pueden escuchar a través de Internet. Además se pueden integrar las colecciones que ya se tengan.

La ventaja es que todo es legal. Spotify se encarga de pagarle a las compañías. De la renta mensual de 5-10 dólares destina una parte para los derechos.

Las ventas de los CD volvieron a caer por cuarto año consecutivo en el 2010 (casi una caída del 20%).  La de los sencillos digitales tuvieron un crecimiento de sólo un 1%. La venta de álbumes digitales se incrementó en 13% pero no lo suficiente para que la industria esté contenta. Spotify como otros servicios que están apareciendo, ahora buscan a los consumidores que ya no quieren los sencillos digitales. Ahora cualquiera puede oír toneladas de música sin necesidad de comprarla, sólo pagando unos dólares mensuales. Todo baja a la computadora o a los dispositivos móviles.

Esta empresa tiene a más de 10 millones registrados y 1.6 millones de suscriptores en siete países de Europa. Todos los que no pagan son interrumpidos por comerciales dirigidos. Además hay usuarios desde jóvenes hasta de 80 años.

No está compitiendo con  iTunes, no se tienen que comprar y almacenar los sencillos. Se pueden aprovechar las listas de iTunes. Más bien competirá con Amazon Cloud y Google Music. Aunque se diga que tampoco compite con Pandora, Rdio, Turntable.FM o Grooveshark si lo hace. Cuando uno busca música, las otras compañías ponen silencios o comerciales. También se encargan de escoger música de acuerdo a nuestros gustos. En Spotify, uno escoge sus canciones y comparte listas con amigos. Y si se paga la cuota mensual, no más comerciales.

Les recomiendo el artículo How To Stream Great Music While Keeping Your Work Groove de FastCompany, donde se hace una comparación de estas opciones y hasta se analizan precios, disponibilidad, repetición de canciones, que variedad de catálogo tiene cada uno (comparando a la música de los Smiths y de los Red Hot Chili Peppers) y requerimientos.

Quizá aun no tengamos estos servicios para México, pero es lo que vendrá próximamente. La conclusión de todo esto es que, por más que nos resistamos, si no hay un cambio rápido en la forma en que funciona la radio, tiene los días contados. Quizá no desaparezca totalmente, pero si perderá muchos adeptos y será un medio relegado a ciertas regiones en donde no llegue el internet.


¿Se necesita realmente tener “La Voz” para dedicarme a la locución?


Esta pregunta me la han hecho mucho.  Yo mismo me la he hecho. Como comenté al inicio de este blog, yo quería tomar clases de locución para convertir mi voz en una similar a la de James Earl Jones (ya con la ronquera, me voy acercando).  Y aunque mi voz sigue sin gustarme, la técnica que aprendí me ha servido y es solicitada en mi trabajo.

Si, lo admito. El tener una buena voz ayuda mucho. Siempre se requieren voces especiales para las cortinillas de las estaciones, para los presentadores y para las voces corporativas o para narrar documentales. Para ejemplo, les presento la voz de mi amigo Raul Ignacio Alcalá Tapia (RaulinRemix).

Sin embargo, se requieren voces de todo tipo (afortunadamente, si no ya estaría perdido).

Las voces comerciales han cambiado con los años. Antes se requería la voz engolada de un locutor para que hablara del producto. Ahora se buscan voces naturales o graciosas, y no sabemos qué moda vendrá en el futuro.

Como dicen mis maestros los Resendiz: lo que se requiere es una voz estudiada, que hable sin problemas de dicción y que muestre la personalidad. Y no siempre se requieren voces estudiadas. La otra vez, en el podcast de Mario Filio, comentaron que en algunos castings rechazaban a las voces de locutor porque buscaban una voz que se oyera totalmente natural. Oigan
los anuncios del Gobierno de la República y muchos son de dar risa porque el personaje no cuadra con la voz, por más que se finja.

Volviendo al tema, cada persona tiene un timbre de voz único.  Por más que tratemos de imitar a alguien (oigan de nuevo a los políticos, siempre imitando el estilo del presidente), nuestro sonido es inigualable.

Es por ello que nuestra voz puede ser elegida para algún trabajo, porque cuadra con el personaje que se va a doblar, el tipo de
comercial que se va a hacer, o el programa que se quiere transmitir. Nuevamente, lo que importa es el mensaje.

Tener sólo una buena voz, o hacer tonos graciosos, no garantizan un buen desempeño en el medio de la locución. ¿Quieren un ejemplo? Se acuerdan de Ted Williams, el vagabundo de la voz de oro. Vean el trabajo que le cuesta hacer un comercial. Aun cuando el era locutor y DJ, la falta de práctica lo acaba. En la cabina no importa toda la publicidad viral o el apoyo de la gente.

Para conseguir la personalidad y la credibilidad hay que estudiar mucho,  oír todos los días, pero sobre todo practicar. En próximas entradas, menos comentarios y más técnicas. Saludos

¿Las personas que llaman a los programas de radio son artistas pagados?


Lo que faltaba. Liel Leibovitz de Tablet Magazine acaba de publicar un artículo sobre la “gente real” que habla a los programas de radio en Estados Unidos. Esas personas no son reales, sino artistas pagados. No es raro. Oigan a las personas que van a los shows de radio y tv aquí en México y pregúntense si sus increíbles historias son reales.

Continuando con el caso de Leibovitz, él encontró a una compañía llamada Premiere on Call que se encarga de hacer audiciones y pedir a los actores que hagan las llamadas. Les dan los guiones y los hacen firmar contratos de confidencialidad. Además cobran 40 dólares por hora (nada mal, estoy buscando si tienen servicio en México).

Premiere on Call ya cerró su página, pero en su información remarcaba que ellos proveían de actores que improvisaban para hacer llamadas al aire, y que no repetían a la persona durante dos meses para asegurar la autenticidad de la programación. Que descaro

Lo más triste es que la industria del entretenimiento necesita historias increíbles porque las audiencias ya no son sensibles a lo que es real.

Por supuesto ya hay ataques a Tablet Magazine por parte de los anfitriones de los talk shows.

El futuro del radio. En 2010 declinó su atención en 2%


Nuevamente los invito a que lean el blog de Mark Ramsey donde muestra las tendencias del mercado.

De 2009  a 2010, las personas adultas en Estados Unidos han puesto más atención a medios como el internet y los aparatos móviles, mientras que se han presentado caídas en la TV, el radio y los impresos

Ramsey indica que lo importante no es la caída del radio tradicional, sino que tenemos que pensar en la potencialidad de mover el “radio” a otros medios.

 


 

Voces cálidas


Siguiendo con nuestra clasificación de voces, en esta entrada vamos a oír a las voces cálidas o naturales.

Este tipo de voces son muy gustadas para la lectura de pensamientos, narrativas o poemas. Son voces que transmiten sensaciones, que inspiran confianza y le dan una calidad humana a las lecturas. Si no me creen vean el rating que tiene Mariano Osorio o las ventas de discos con recitaciones de Paco Stanley.

Oigan, por ejemplo, la voz generosa de mi amigo Raul Octavio “Rulo” Fernández. Es un estilo perfecto para transmitir valores.

Uno comercial

A diferencia de otro tipo de locutores, que generalmente informan sobre ofertas o inspiran a la acción, estas voces son para recomendaciones. ¿Cómo funciona esto? Cuando oímos una voz cálida sentimos que nos está dando un consejo o que nos está compartiendo una experiencia. Eso es perfecto para productos donde tenemos que pensar mucho, porque podemos sentirlo como un gasto antes de ver sus ventajas. La venta de seguros de vida, escuelas o universidades para nuestros hijos, apoyos a causas nobles o beneficencia, vacaciones a lugares de descanso, son una buena muestra.

Pongo dos ejemplos de voces cálidas o naturales en comerciales. Estos ejemplos son cortesía de Tony Brueski de BestViralMedia.com a quien agradezco nuevamente por su ayuda.

Diana L     

Neil L       

Un buen truco para intimar más con el escucha es acercarse un poco al micrófono, lo que da la sensación que se comparte un secreto.

Una sonrisa cálida es el lenguaje universal de la amabilidad – William Arthur Ward

After all, the wool of a black sheep is just as warm – Ernest Lehman

Continuando con el tema de la FM en los celulares


 Mark Ramsey acaba de publicar una discusión con estadísticas sobre las preferencias de los consumidores sobre la opción de tener un chip de FM en sus celulares.

Para resumir:

  1. Actualmente los consumidores no compran celulares por el hecho de que incluyan un radio FM
  2. Compran los celulares porque tienen otros atributos que los hacen deseables
  3. Si buscaran un celular por que tuviera un radio FM lo comprarían

Ramsey concluye que los celulares no son estéreos. Son teléfonos y si tienen otras tareas que los hacen deseables, no es la presencia de un radio. “Las radiodifusoras tienen una oportunidad tremenda para crear experiencias en los usuarios más dirigidas al contenido que a las estaciones” comenta Ramsey.

Les recomiendo mucho la lectura de este blog.

Buscan incluir chips de FM en los celulares por ley


Aunque esta disposición se está realizando en EUA, obviamente afectará a todos los usuarios mundiales. Es por ello que hay que estar al pendiente de esta discusión.

En agosto de este año la National Association of Broadcasters y la Recording Industry Association of America (RIAA) están en pláticas para  provocar que el Congreso de EUA haga un mandato donde todos los teléfonos celulares y otros gadgets electrónicos incluyan un radio  FM.

 ¿Y cuál es la razón de todo esto? Por una parte la RIAA se cansó de perseguir y demandar a niños que bajaran de internet canciones piratas. Necesitan un negocio más rentable. Con la legislación actual, las emisoras de radio FM no están obligadas a pagar por sacar alguna canción al aire. Lo cual debería seguir de la misma forma, ya que la difusión está promoviendo a los artistas. Aun así, la RIAA cobra a las estaciones que transmiten en forma satelital o en la red, y nada mejor que hincar el diente en la FM.

Por otro lado, la radio se ha quejado que ha perdido fuerza debido al uso de aditamentos electrónicos que tocan música grabada, o a las estaciones en la red. Quieren tener mayor difusión y crecimiento y ponerse otra vez a la vanguardia.

¿Cómo llegar a un consenso? Fácil, dinero. Las estaciones de FM están dispuestas a pagar entre el 0.25 y el 1% de sus ganancias (se calcula en unos 100 millones de dólares al año). La manera es obligar al Congreso de EUA a que obligue a los productores de dispositivos electrónicos (celulares, PDAs, iPods, etc) a que incluyan la recepción de FM, con lo cual se darían más opciones musicales  a los oyentes.

Los productores se han quejado, ya que el proceso tendría que añadir nuevos chips para recibir la señal del radio FM, la cual es diferente a la que utilizan para transmitir la señal telefónica. Además los cargos se pasarían a un consumidor, que a la mejor no está interesado en contar con radio en su aparato electrónico. Según las críticas, es como poner una silla de montar en un Masserati

Según Mark Ramsey, las emisoras no se han dado cuenta que llevan la de perder. Pagarían desde este año hasta el 2016 mientras se cambian el 50% de los celulares. Y para entonces no se garantiza la mayor difusión.

Es importante que las emisoras de radio mejor empiecen a buscar otra forma de hacer negocio. Actualmente ya hay más atracción de los consumidores hacia Pandora. Este es un servicio de internet, al cual no tenemos acceso en México por cuestiones legales, donde se pueden seleccionar las estaciones de la red que se quieran. La ventaja de Pandora es que se puede seleccionar el tipo de música o radio que uno quiere oír y se puede enviar a los dispositivos móviles como Blackberries, iPhones, teléfonos con Android o Windows Mobile, y en algunos estéreos de automóviles. Cuenta ya cono 75 millones de usuarios y cada vez que alguien se suscribe le piden información como su edad, sexo, ocupación, etc. ¡Imaginen todo lo que se puede hacer con esa información!

Seguiremos al pendiente para ver los resultados de esta resolución.