La distancia y posición frente a un micrófono


Posición y distancia con el micrófonoHace unas semanas mantuve una “plática” con mi amigo Raul Pérez sobre la distancia que se debía tener con el micrófono. En esta entrada ahondaré sobre algunos puntos clave.

La distancia y la posición que guardamos con el micrófono son muy importantes para que se obtenga un

Micrófono cardioide shure

a buena grabación. Generalmente, los locutores ocupamos micrófonos que tienen un patrón cardioide. Este formato permite que se grabe el sonido que viene de frente con la máxima sensibilidad, pero evita el ruido que viene de la parte posterior. Esto hace que este tipo de micrófonos resulten adecuados para escenarios con mucho ruido.

El sonido se recoge con la forma de un cono. La punta del cono se encontraría en la parte de enfrente del micrófono y se iría expandiendo conforme se aleja del instrumento. Esto es importante, ya que mientras más nos alejamos del cono, no sólo se pierde nuestra voz, sino que se va mezclando con el ruido del ambiente.

Crispin Freeman hace la metáfora diciendo que nuestra voz es un helado que se coloca en la parte ancha del cono.

Dependiendo del tipo de micrófono, lo conveniente es estar a unos 15 a 20 cm alejados del mismo (se pueden medir con la mano extendida colocando la punta del meñique en el micrófono y el pulgar en tu boca). Existen algunos, los que usan los cantantes, que permiten estar a dos cm de distancia, y por eso parece que casi se lo comen. Lo conveniente siempre es revisar cuál es la distancia pertinente para el micrófono que vayas a usar. El ingeniero de sonido te puede dar indicaciones.

Gracias a la distancia que usamos podemos hacer algunos efectos muy interesantes:

  • Se puede cambiar el nivel si nos acercamos o alejamos
  • Es importante recalcar que cuando tenemos nuestra boca cerca del micrófono incrementamos el nivel en general y aumentamos los graves, por lo que se puede obtener un sonido apagado.
  • Al acercarnos podemos crear la sensación en el escucha que le estamos diciendo un secreto. Esto es excelente para los comerciales donde queremos ser “expertos” o “confidentes” con los oyentes.
  • Si no dirigimos directamente el eje del micrófono a la boca, la voz parecerá distorsionada y otros sonidos cobrarán importancia. La claridad se consigue si apuntamos el instrumento directamente a la boca
  • Si se busca un sonido más nasal o resonante hay que apuntarlo, ligeramente, hacia la nariz
  • Si lo que queremos es un sonido más grave hay que apuntarlo ligeramente por debajo de la boca
  • Si se quieren evitar consonantes explosivas hay que alejar el micrófono o girar momentáneamente la cabeza

Mucho cuidado con la posición. Los sonidos se pueden obtener si nos acercamos o alejamos de la distancia correcta, pero dentro del cono. En cambio si nos alejamos unos centímetros a los lados, quedamos fuera de ese cono y el sonido no se recoge. Evita a toda costa el estarte moviendo o volteando a los lados.

Cabinas portátiles


Hace dos semanas comentamos sobre la importancia del aislamiento del micrófono para no recibir ruidos del viento o del ambiente.

Como muchos de los locutores no tengo acceso ilimitado a un buen estudio donde grabar. Una opción para mis pruebas o mis podcast es armar uno en mi casa (prometo luego escribir sobre estudios caseros y el equipo necesario). Lo malo es que mi pequeño estudio no está tan aislado como quisiera, y muchas veces tengo que aguantar el ruido de los aviones, de los vecinos y, por supuesto, de mi familia. Así que me escapo. Aprovecho para irme de viaje y seleccionar un lugar tranquilo para hacer mis grabaciones, pero cualquier lugar al que vaya sigue sin estar aislado y se guardan todos los ruidos del fondo.

Para aquellos que tengan este problema existe una solución portátil: La cabina portátil de Harlan Hogan.

El locutor diseño varias cabinas que pueden ser muy útiles para grabaciones en hoteles, casas, oficinas o cualquier otro lugar donde se tenga que improvisar un pequeño estudio.

Existen varios modelos y lo importante es que se pueden doblar y guardar como una pequeña maleta.

Aunque otros locutores piensan que hay mejoras formas de aislar una habitación en forma rápida y económica (seguiremos con ese tema en otra entrada) y que las cabinas portátiles no son prácticas a mí me convencieron. Entré a la página y me di  cuenta que hay precios de $200 USD, $395 USD y más (y adicionalmente los gastos de envío). Creo que repentinamente perdí la apuración de comprarlas.

Sin embargo, otros blogueros me enseñaron como hacer un poco de bricolaje, ahorrar mucho dinero y conseguir mi propia cabina portátil.

Para empezar les recomiendo las siguientes ligas para ver en YouTube como construir cabinas portátiles: Cabina 1, Cabina 2

Materiales

  1. Una caja colapsable de tela. Se utilizan para guardar juguetes de bebés. Su costo es de alrededor de $20 USD
  2. Hule espuma acústico. Se requieren cuatro páneles o dos grandes que se puedan cortar. Precio aproximado $20 USD
  3. Un cuchillo rebana pan (así decía en el video, pero pueden utilizar cualquier otro que pueda cortar el hule espuma)

Costo total $40 USD

Instrucciones de montaje

  1. Se miden las dimensiones internas de la caja
  2. Se cortan tres páneles que formarán las paredes de la caja y que dejen un espacio para poner el que servirá de techo
  3. Se ponen los páneles en el interior
  4. Coloca el micrófono dentro de la caja
  5. Comienza a grabar

Aislamientos para micrófonos



Por muy buenos que sean los micrófonos, la calidad de la grabación dependerá de que tan aislado se encuentre el equipo. La membrana de un micrófono, sobre todo si es de alta calidad, es muy vulnerable al viento, a las vibraciones del ambiente y, por supuesto, a los altos niveles de presión ejercidas por sonidos fuertes. Es por ello que el material protector es tan importante para detener todos estos ruidos:

 Amortiguadores (shock mounts)

Cuando los micrófonos se sostienen directamente con la mano o se colocan en un soporte pueden recibir una serie de vibraciones que llegan hasta el diafragma. Para reducirlos se colocan en amortiguadores que absorben todo este movimiento. Este artilugio aísla al micrófono porque lo mantiene casi flotando y asegurado con bandas de hule. Además cuenta con una “red” de metal que permite acomodarlo sin tener que tocar a nuestro instrumento en forma directa.

Es importante señalar que es un dispositivo muy vistoso pero muy caro. Sin embargo, como lo leí en otro blog, no es para que el estudio se vea profesional, es para que suene profesional.

También existen amortiguadores de mano que se conocen como empuñaduras en forma de pistola (pistol grips) y que permiten una gran portabilidad y están diseñados para ser utilizados con los micrófonos de boom.

 

Protecciones contra viento (windscreens)

Estas protecciones o “capuchones” evitan el excesivo “sonido del viento” que se produce cuando este choca contra la membrana. El básico es la pieza de hule espuma que queda alrededor de la punta del micrófono.

Son muy baratos y se encuentran en cualquier lugar. Sus desventajas es que a veces opacan la voz y pueden estar saliéndose si el micrófono apunta hacia abajo. Las bandas de hule de los amortiguadores también se pueden utilizar para detener a las protecciones para evitar que se caigan.

 

Zepelines o parabrisas (windshields)

Son tubos largos diseñados para resistir choques fuertes del ruido del viento. Dentro se encuentran montados los micrófonos. Estas protecciones profesionales se utilizan en el campo. Los zepelines deben ser sostenidos en una posición recta para evitar la presión de las bandas de goma dentro de la montura.

 

Mangas (windjammers o windsocks)

También se les conoce como “gatos peludos” o “condones de wookie”. Son protectores peludos que se ponen sobre la parte superior de un micrófono o de un zepelín y son muy buenos para reducir ruidos ambientales.

Dentro de los más famosos son los producidos por la marca Rycote, ya que son especiales para lugares donde hay viento excesivo.

 


Filtros de pop (Pop filters)

Cortinillas que se ponen entre la boca y el micrófono y que evitan los sonidos sibilantes o explosivos de las palabras con b ó p. Ya los tratamos en una entrada anterior

 

 

Pads

Son dispositivos que se montan en algunos micrófonos para evitar  sonidos con altos volúmenes, explosiones o gritos. El pad atenúa la señal a un nivel que se puede usar. Algunos micrófonos tienen los pads incluidos, pero se pueden comprar y poner entre el micrófono, la grabadora o la mezcladora. Manejan diferentes decibeles: -10db, -15 db, -20db, etc.

 

Cables balanceados

Tienen tres conductores: caliente, frío y tierra. No son susceptibles a ruido e interferencias. Si se manejan micrófonos con poder fantasma (phantom power, tendremos una entrada especial para explicarlo) sólo puede ser usado con estos cables.

 

Filtro de alto paso (HPF High Pass Filter)

Algunos micrófonos y grabadoras tienen integrado un filtro HPF. Reduce las frecuencias bajas (usualmente entre 80Hz y 110hz). Es útil cuando se tienen que pasar sonidos con ambientes que tienen muchos bajos como aire acondicionado. Generalmente hay que grabar todo y luego poner el HPF en la edición

Edición de la respiración


Según Jenni Mills uno de los problemas más comunes que sufren los locutores es la respiración ruidosa. Generalmente se produce cuando se cambia  de párrafo o se encuentra un punto en la lectura. Este momento es aprovechado para llenar nuevamente de aire los pulmones y continuar con la lectura. Lo mismo sucede en una conversación, pero es menos detectable el momento, ya que depende de la capacidad torácica del locutor.

El problema es que el micrófono recoge todo ese ruido y lo hace evidente.

Algunos locutores, al no poder evitar una respiración ruidosa, la vuelven parte de su “estilo”.

Sin embargo, a la mayoría no les hace muy feliz. Por ello, si pueden la editan en la grabación final.

En este ejemplo se muestra como se oye y se “ve” el momento en que se respira para pasar a la siguiente frase.


Lo más fácil para un editor novato es eliminar esta respiración con filtros, lo cual puede opacar el resto de la grabación, o borrarla. No es una solución al problema, ya que sin respiraciones se oye falso y nada natural.

También se pueden cortar estos espacios pero el problema es que las frases se oyen seguidas, y al no existir pausas naturales se pierde el ritmo o se molesta más a los escuchas.

Lo recomendable, como me lo enseñaron Vairo Resendiz o  Dan Lenard, es disminuir la ganancia para que no se note la ruidosa respiración.

Aun así, los mejor es aprender a respirar mejor y controlar el sonido (de lo cual hablaremos en otra entrada) ya que con ello se gana tiempo en edición.

Una buena discusión: ¿se deben usar audífonos mientras se graba?


Ha llegado el momento de la grabación. Me encuentro en la cabina del estudio y realmente me siento solo en un cuarto “acojinado” y oscuro. Podría decirse que estoy en un cuarto del manicomio, pero lo bueno es que no traigo camisa de fuerza. Además todo es silencio. Veo a través de una ventana el famoso cuarto de control y distingo al director y al ingeniero discutiendo, pero no oigo una sola palabra.

De repente me hacen señas para que me ponga los audífonos. Son enormes. Me cubren la cabeza y tapan mis orejas. Ahora entiendo por qué en Estados Unidos les dicen “cans” (latas). Oigo directamente las instrucciones dentro de mis oídos.

Un foco rojo, la señal de inicio y comienza la grabación. Empiezo a hablar y de repente oigo una voz que no es la mía diciendo exactamente lo mismo que yo. Ups. Creo que pierdo la concentración.

 

Quizá esta historia es la que muchos locutores sentimos al momento de entrar por primera vez a un estudio. Lo importante en ella es que los audífonos pueden ser desconcertantes para muchas personas. Por fin nos oímos como lo hacen otras personas. Pero eso puede cambiar con la práctica. ¿Entonces por qué las discusiones sobre el uso de los audífonos son tan populares?

 

Ventajas de los audífonos

Existen muchas opiniones a favor del uso de estas herramientas:

–          Son muy útiles para recibir instrucciones del cuarto de control. No todos los estudios tienen bocinas dentro de las cabinas, o no se pueden usar debido a que provocarían un efecto de rebote al grabar.

–          Son básicos cuando se está incluyendo música, efectos o la voz de otro locutor que se encuentra en otro lugar o está hablando por teléfono.

–          Los ingenieros aman que los locutores los usen. Esto es porque el mismo anunciador puede darse cuenta de sus errores, inconsistencias en el volumen, siseos, etc. y los puede ir corrigiendo. Esto es algo que siempre detectan los técnicos o los directores y tienen que repetir las tomas.

–          Totalmente necesarios para los procesos de edición.

 

Contras

No todo es maravilloso. Como vimos al inicio, algunas personas los encuentran desconcertantes. Todo mundo está acostumbrado a oír sus voces dentro de la cabeza y no a través de sus oídos. Pero eso no es todo:

–          Habituarse a ellos es cuestión de práctica. Lo malo es que uno se vuelve dependiente de ellos rápidamente. Ya no se puede grabar sin tenerlos puestosw.

–          Como dijimos, los locutores cuidan mucho su calidad al hablar, pero provocan que pierdan credibilidad emocional o naturalidad.

Bob  Souer nos comenta en su página que ayudan mucho haciendo que la voz sea más clara, pero si la meta es sonar real (conversacional o natural) es necesario quitárselos.

Otros locutores y productores mencionan que los anunciadores se auto controlan o se dirigen a ellos mismos, con el uso de audífonos. No aplican las instrucciones que se les dan y provocan que el resultado sea muy malo

–           Por si fuera poco, el uso constante provoca que se pierda el oído. Después de años de música o de voces con un alto volumen aplicadas directamente provocan que el tímpano se dañe.

Si de por sí, el uso de celulares, pequeños audífonos para los mp3 players o iPods están provocando tinitus.

 

Como siempre, la última palabra es de ustedes. Sin embargo, si se van a utilizar, conviene que sea a un nivel de volumen bajo. Muchos locutores los usan al principio de la grabación y se los quitan después de unos minutos, dejándolos en el cuello para usarlos si es necesario.

Yo utilizo el truco de los DJs (gracias a las enseñanzas de mi maestro Vairo Resendiz) que sólo usan uno y dejan la otra oreja descubierta. De esta manera están pendientes a dos cosas al mismo tiempo. He de confesar que hay que practicar mucho para poder recibir dos señales al mismo tiempo. La ventaja, es que por lo menos uno de mis oídos no quedará tan dañado.

Radio Digital en México


El 16 de junio la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) y el Presidente Calderón anunciaron las nuevas políticas sobre la digitalización en México, las cuales regularán la implementación del estándar digital IBOC. Los permisionarios podrán realizar su transición en forma voluntaria.

Pero antes de continuar…

¿Qué es la radio digital?

La radio digital es una forma de transportar la señal radiofónica a través de un procesamiento comparable a la tecnología que usan los discos compactos. Un transmisor convierte los sonidos en series de números o dígitos. La radio analógica tradicional transformaba el sonido en señales eléctricas semejantes a ondas de radio.

La conversión de los sonidos a términos digitales permite enviar un sonido más claro. Es por ello que para las emisoras de AM, este cambio les garantiza una definición parecida a las de las radiodifusoras FM.

Otra ventaja es que es más resistente a las interferencias y elimina imperfecciones de la transmisión y recepción de la señal. La clave radica en que al ser comprimida en el espacio, donde antes cabía una sola frecuencia, pueden enviarse hasta seis. Los transmisores pueden recibir imágenes e información en forma de texto que envía la estación

Existen tres tipos de estándares de radio digital:

  • IBOC (In-band On-Channel). Este estándar se aprobó en 2005 y se usa principalmente en Estados Unidos (es por ello que es el que se empleará en México). La ventaja es que puede recibirse tanto en receptores analógicos y digitales. A veces la convivencia de ambas señales provoca pérdidas de calidad
  • DAB (Digital Audio Broadcasting). Generado en 1995. Es el estándar que se utiliza en Europa, Canadá y algunos países asiáticos. No consume muchos recursos y da una excelente calidad de audio. A diferencia de IBOC no permite la mezcla de señales y sólo sirve para receptores digitales.
  • DRM (Digital Radio Mondiale).  Desde 2003. Cubre las ondas largas, medias y cortas de AM y la FM.

Lo que sí es importante marcar es que para aprovechar la radio digital, se requieren nuevos receptores. Ya muchos automóviles cuentan con estos equipos, pero los otros hay que comprarlos. No están tan caros, pero si es un pago adicional por el cambio.

¿Realmente a la vanguardia?

Existen algunos puntos que hay que tomar en consideración antes de festejar este cambio

–          La aplicación es voluntaria. Los grandes consorcios no están tan animados en invertir en esta tecnología. Por eso quizá no se había implementado. Tienen que invertir en nuevos equipos y sistemas

–          El ampliar el espacio para permitir la entrada de nuevas radiodifusoras es un punto que no convence mucho. Con ello existirá más competencia para los grandes consorcios y tampoco es algo que los convenza.

–          No todas las emisoras AM (casi un 30%) van a alcanzar concesiones para digitalizarse en este primer período, y eso que son de las más beneficiadas

–          Llega en un momento en que el consumidor está más interesado en la transmisión vía Internet, donde se tiene un amplio espectro de emisoras mundiales y la señal llega en forma “digital” a través de programas reproductores gratis.

–          El mismo consumidor está más interesado en proyectos como Pandora, donde se va a dar un cambio en la forma de oír “radio”.

Aun así, es importante estar a la vanguardia. La revolución digital se está presentando ya y lo analógico ha perdido lentamente la batalla. Próximamente festejaremos el cambio y veremos todas las ventajas ofrecidas.

La fórmula matemática que cancela todos los sonidos


Tal como lo presenta el comercial. A ti te gustaría oír plácidamente tu música pero tienes al lado un bebé que llora, un niño que fastidia con sus llamados, tráfico, sonido de aviones, una esposa latosa (ups, eso no lo puse). Pues para ello existen los audífonos que cancelan el sonido.

Estos audífonos, que son muy caros, pero valen la pena, se tienden a confundir con los que bloquean el sonido. La técnica es totalmente diferente. Lo que hacen es recibir todo el ruido que viene de fuera y a través de una fórmula matemática, a Transformada de Fourier, analizan la onda y producen su equivalente en forma opuesta.

Cuando la señal se reproduce las dos se cancelan anulando el ambiente en el audio. Para los de la revista Wired, esto es como Supermán bizarro pegándole a Supermán en la cara