Estadísticas de la radio en México


La revista Merca 2.0 en su número de agosto del 2012 publicó varios artículos sobre estudios de la radio. Desde cómo medir rating, la radio en el debate digital y un estudio estadístico de la radio en México. Este último tiene mucha importancia para los mercadólogos, ya que refleja la importancia y difusión de este medio.

En esta ocasión me di a la tarea de seleccionar algunos de los valores y graficarlos. Espero sean tan interesantes como lo fueron para mí.

Diapositiva2 Diapositiva3 Diapositiva4 Diapositiva5 Diapositiva6 Diapositiva7 Diapositiva8 Diapositiva9 Diapositiva10

Listas. Las famosas listas


Casi en todos los comerciales o lecturas se encuentran listas de artículos, servicios o adjetivos. Es una forma de decir en forma rápida todos los atributos del producto sin tener que incluirlos en el diálogo.

Estas series no tienen por qué ser aburridas para los escuchas. No se trata de leerlas como si fuera la lista de compras que llevas al supermercado. Tenemos que utilizar nuestra creatividad para lograr que el oyente tenga una experiencia completa.

En este ejemplo puedes oír (por supuesto muy exagerado) un comercial donde los servicios se leen de la misma forma y sólo se da un espacio para separarlas.

Estos inventarios pueden ser simples palabras o pueden ser frases completas. Lo importante es que cada pieza debe sonar diferente. Para ello podemos subir y bajar la entonación, cambiar la velocidad. Se puede hasta modificar el modo en que las decimos mostrando una cierta predilección o desapego a una. No existe una regla y depende mucho de tu nivel de actuación.

De nuevo, oye el mismo comercial pero con cambios en entonación y velocidad en cada una de las piezas.

Es importante que la última pieza de la lista la digas de forma especial. Recuerda que es con lo que se queda un escucha, el cual pudo estar distraído o apenas está siendo atraído al mensaje. Es por ello que debes darle un tono especial, casi de misterio, para que sea enganchado en el tema.

Énfasis o importancia


Ayer me encontraba oyendo la entrevista que hacía Stephan Cox a James Alburguer y me pareció básico uno de los conceptos que comentaban.

Generalmente a los locutores comerciales nos recomiendan que nos casemos con el producto. Cuando uno va a hacer un anuncio tiene que pensar en el producto como si fuera suyo, como si fuera lo único que existiera en la vida. Pero esto tiene una razón. Un locutor tiene que dar a conocer el producto o servicio y presentarlo a su audiencia haciendo que se lo imaginen. No existen trucos visuales que lo acompañen, así que en unos cuantos segundos debe crear un “cuadro” o una sensación en la mente del consumidor.

Muchas veces los locutores o los creativos no conocen las bondades del artículo, o simplemente no es de su agrado. Existen técnicas que utilizan los anunciantes para poder proyectar su idea. Por ejemplo, si yo no tomo bebidas alcohólicas, me puedo imaginar el sabor de un refresco que me gusta en lugar del producto que voy a anunciar.

Pero a veces esa concentración no resulta. Entonces se cae en el error. El locutor no nos habla del producto, sino que nos lo vende. ¿Cómo es esto? Enfatiza las palabras que lo definen, por ejemplo “es MARAVILLOSO su DULCE y AROMÁTICO sabor”. El resultado es un mensaje falso. ¿Quién habla así cuando te recomiendan algo? Una persona que te oculta defectos o alguien que te quiere timar. El consumidor oye eso y no sólo no se siente atraído, sino que rechaza el mensaje.

Exagerado

Natural

Lo que recomienda Alburguer es no dar énfasis sino importancia. Hay que pensar en el mensaje que se quiere transmitir y no en las palabras. No se tiene que perder la sensibilidad o la intensión sino entender cuál es el propósito y remarcarlo. Además, para ponerlo más difícil, lo tenemos que hacer en forma natural, que no se note que debemos vender.

Recuerda siempre que somos emisores de mensajes, y que tenemos que saber entregarlo de una manera clara, convincente y sobre todo precisa. Es por ello, que no es sólo la forma sino la trascendencia de la información.

Un final con sabor a macarrones con queso


¿Se acuerdan de la historia de Ted Williams, el vagabundo con la voz de oro? Pues ahora si va a hacerse de oro. La compañía Kraft lo acaba de reclutar para que anuncie sus macarrones con queso.

Según el artículo de AdAge, la compañía Kraft consiguió publicidad gratis prácticamente. Aprovecharán el éxito del vagabundo gracias a que a todo mundo le encantan las historias de redención.

Esto es muy importante. Vean el éxito que tienen las redes sociales en Internet y como las empresas empiezan a explotarlas para su publicidad. Aprovechando este tipo de fenómenos, una campaña puede ser totalmente exitosa sin invertir casi nada.

Por cierto, Ted Williams si fue un locutor hasta que su estación fue comprada por otra en 1997. En el artículo de AdAge viene toda la historia

 

El futuro del radio. En 2010 declinó su atención en 2%


Nuevamente los invito a que lean el blog de Mark Ramsey donde muestra las tendencias del mercado.

De 2009  a 2010, las personas adultas en Estados Unidos han puesto más atención a medios como el internet y los aparatos móviles, mientras que se han presentado caídas en la TV, el radio y los impresos

Ramsey indica que lo importante no es la caída del radio tradicional, sino que tenemos que pensar en la potencialidad de mover el “radio” a otros medios.

 


 

Voces cálidas


Siguiendo con nuestra clasificación de voces, en esta entrada vamos a oír a las voces cálidas o naturales.

Este tipo de voces son muy gustadas para la lectura de pensamientos, narrativas o poemas. Son voces que transmiten sensaciones, que inspiran confianza y le dan una calidad humana a las lecturas. Si no me creen vean el rating que tiene Mariano Osorio o las ventas de discos con recitaciones de Paco Stanley.

Oigan, por ejemplo, la voz generosa de mi amigo Raul Octavio “Rulo” Fernández. Es un estilo perfecto para transmitir valores.

Uno comercial

A diferencia de otro tipo de locutores, que generalmente informan sobre ofertas o inspiran a la acción, estas voces son para recomendaciones. ¿Cómo funciona esto? Cuando oímos una voz cálida sentimos que nos está dando un consejo o que nos está compartiendo una experiencia. Eso es perfecto para productos donde tenemos que pensar mucho, porque podemos sentirlo como un gasto antes de ver sus ventajas. La venta de seguros de vida, escuelas o universidades para nuestros hijos, apoyos a causas nobles o beneficencia, vacaciones a lugares de descanso, son una buena muestra.

Pongo dos ejemplos de voces cálidas o naturales en comerciales. Estos ejemplos son cortesía de Tony Brueski de BestViralMedia.com a quien agradezco nuevamente por su ayuda.

Diana L     

Neil L       

Un buen truco para intimar más con el escucha es acercarse un poco al micrófono, lo que da la sensación que se comparte un secreto.

Una sonrisa cálida es el lenguaje universal de la amabilidad – William Arthur Ward

After all, the wool of a black sheep is just as warm – Ernest Lehman

Locución Comercial: Motivación


 Siguiendo con las recomendaciones para grabar un comercial es muy importante hablar de la motivación. No me refiero a la que tengas en ese momento. Seguro que estarás muy contento de grabar, sobre todo si te pagan.

Me refiero a la actuación que hay que hacer al leer el guión.

Cómo les comenté antes, un script puede no tener explicación de los personajes o situaciones. Es por ello que se requiere hacer una lectura concienzuda del mensaje y ver lo que se propone. Antes de pensar en el tipo de personaje que vamos a desempeñar, tenemos que ver su motivación, es decir, cuál es su propósito en el guión. Puede tratarse de una persona que quiere comparar productos, que está cansada o preocupada por algo y desea algo que cambie su vida, puede ser un experto dándonos un consejo, etc.

Dentro de este personaje se encuentra no sólo la motivación, sino necesidades y emociones. Es por ello que tenemos que imaginarnos como si estuviéramos totalmente convencidos del producto o servicio y al mismo tiempo ser unos conocedores de sus virtudes. Queremos explicarles a todos los secretos y milagros que hace.

Además en la actuación tenemos que hacer que el escucha imagine ese producto, y que sobretodo, se sienta motivado a comprarlo (esa es nuestra misión). Es por ello que se requieren clases de actuación, o ya de perdida, una buena interpretación tomada de las experiencias de nuestra vida (sobre todo los “teatreros”).

Tampoco hay que exagerar en la actuación. Actualmente se pide a los locutores de comerciales que sean muy naturales. Que expresen sus emociones sin ser teatrales. Por ejemplo, vean a todos esos anuncios (los odio) donde sale una mujer platicando de sus experiencias con un shampoo o con comida de gato, platicando como si fuera nuestra gran amiga y haciéndose la simpática y natural. Esta fórmula está ultra repetida, pero lleva años y se sigue usando.

En el ejemplo que voy a poner, soy una persona que prueba un café que tiene un sabor inconfundible. Oigan que, aun antes de poner la música o los efectos, ya tengo que hacer la actuación y hacer imaginar al escucha el olor y el sabor del café en la mañana.

Ahora la versión con la música

Debo confesar que el ejemplo original proviene de mi libro de cabecera There’s Money Where Your Mouth Is de Elaine. A Clark (el cual pongo en todas las entradas, lo sé). Sin embargo, la traducción, cambio de marca e interpretación son mías y no son culpa de la autora. También recibí el apoyo de Vairo Resendiz para la grabación. Nuevamente, las regadas son mías

 Para terminar con mis comerciales y egolatría les diré que la foto donde estoy transmitiendo, fue proyectada en Broadway (gracias a la puntada de la cerveza). Lo que hace uno para anunciarse